Feeds:
Entradas
Comentarios

Los números sí dan

      Pedro Sánchez se resistía a presentar la moción de censura contra el gobierno de Rajoy que otros partidos le pedían con insistencia. El argumento era siempre el mismo: los números no dan.
Seguir leyendo »

Anuncios

Hace unos días aparecieron pintadas las paredes de varios edificios de La Pobla de Vallbona, el pueblo en el que vivo, con eslóganes fascistas, insultos y amenazas. Las sedes de varios partidos políticos, la biblioteca pública municipal y la casa de la juventud fueron escenario de la demostración pictórico-facha de no se sabe bien quién.

Como no creo en las coincidencias y, de acuerdo con Jung, me inclino por considerar que existe siempre una vinculación concreta entre sucesos que ocurren de manera aparentemente casual, intento relacionar esta manifestación de estupidez y vandalismo con otras situaciones que se producen en el momento actual y el escenario de crispación que pretenden introducir en la opinión pública determinados grupos políticos y de presión.

     Para ello, me formulo algunas preguntas y les invito a reflexionar conmigo sobre posibles respuestas:

     1. ¿Es casualidad que aparecieran pintadas las sedes de todos los partidos políticos del municipio, excepto la del PP?

    2. ¿Es casualidad que estas muestras de gamberrismo, sectarismo y falta de espíritu democrático se produzcan en mitad de un proceso de lucha interna por el poder, radicalización del discurso y búsqueda de identidad por parte de este mismo partido, cuyos dirigentes apuestan por situarse ideológica y estratégicamente en la derecha extrema del mapa político nacional, tras la elección de una nueva dirección?

    3. ¿Es casualidad que quienes consideran que el poder emana de Dios y no del pueblo, por lo que solo les pertenece a ellos -definitivamente, no encuentran el camino hacia la democracia-, no soporten su reciente desalojo del gobierno y muestren su rencor y frustración haciendo lo que mejor saben: intimidar y amenazar?

    4. ¿Es casualidad que los herederos de aquellos que gritaron “muera la inteligencia” y organizaron quemas de libros en 1936, tras el golpe de estado fascista que acabó con el gobierno democrático y legal de la II República, ensucien ahora nuestra biblioteca pública y nos amenacen con su vuelta?

     Es evidente que la casualidad no existe en ningún orden de la vida, pero todavía menos en el ámbito de la política. Por eso, sería deseable que las y los responsables del PP no se limitaran a condenar los hechos que denuncio como si se tratara de un acto reflejo y, si todavía les queda un mínimo de responsabilidad y verdadero sentido democrático, realizaran un ejercicio de moderación en su discurso, abandonaran la manera destructiva con la que ejercen la política y ataran corto a los descerebrados que protagonizan estas actuaciones, que, aunque no tengo pruebas de ello y afirmo por tanto con total reserva, posiblemente sean votantes del PP, motivo por el que solo respetan su sede.

      Se levantó de la mesa y, puño en alto, con voz firme y mirada desafiante, cantó: “somos jóvenes obreros socialistas…

     Sorprendidos, interrumpimos el debate familiar que manteníamos en torno a las elecciones que iban a celebrarse en unos días, escuchamos en silencio su inesperada actuación y, una vez hubo concluido, la acompañamos con la mirada, emocionados, mientras se sentaba de nuevo a la mesa y continuaba con el postre que había aplazado. Seguir leyendo »

Miro a mi alrededor, vecinos en paro, compañeros que esperan cubrir una baja para ingresar algo, comercios que cierran, grandes superficies que ya no se llenan, miedo, desencanto, desesperación.

No veo a la ministra Báñez anunciar los datos del paro en septiembre, como hizo en agosto. Seguir leyendo »

Ayer, una persona se suicidó en Granada y otra lo intentó en Burjassot. No podían hacer frente al pago de la hipoteca de sus casas y, desesperados, decidieron quitarse la vida. Como ellos, más de quinientos ciudadanos se ven en situación de afrontar un desahucio por impago cada día en España. Por fortuna, no todos optan por el suicidio pero, si la situación económica se agrava y la realidad social a la que se condena a miles de familias llega a resultar insoportable, ¿puede cundir el ejemplo? Seguir leyendo »

No me malinterpreten, por favor, no pretendo insultar a Andrea Fabra, la diputada del PP por Castellón que tan feliz se mostró después de que su jefe, Rajoy, anunciara que recortaba la ayuda a los parados. No, no deseo insultarla como ella insultó a los casi seis millones de desempleados que  cada día viven con angustia y desesperación el drama de no encontrar trabajo, un empleo con el que mantenerse dignamente y mantener con dignidad a sus familias. Seguir leyendo »

Si alguien esperaba que el presidente del gobierno nos sorprendiera con alguna propuesta original, distinta a las aplicadas hasta ahora, para superar esta gigantesca estafa a la que erróneamente llamamos crisis, estaba equivocado. Una vez más, don Mariano ha sido tan previsible como él mismo  alardea de ser, los de siempre pagaremos la juerga que se ha corrido la banca y los escandalosos negocios que se permiten los especuladores a los que llamamos mercados. Seguir leyendo »